La importancia de la tipografía en rotulación

  • 0
  • 2071 Vistos

La importancia de la tipografía en rotulación

La rotulación es un medio de comunicación muy importante en cualquier tipo de negocio para hacer llegar a sus posibles clientes un mensaje, ya sea visual o textual.

Uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta cuando diseñamos un rótulo es su legibilidad, es decir, la facilidad o complejidad a la hora de interpretar una letra.

Es por ello que la elección de la tipografía en rotulación hay que tenerla muy en cuenta, no solo para facilitar su lectura sino también para que exprese visualmente la imagen y el impacto que se pretende conseguir en el cliente final.

la tipografía en rotulación

Siguiendo con el punto de la legibilidad, para que un rótulo sea eficaz debemos saber quién lo leerá y desde que distancia, además de otros factores como la iluminación, altura, etc… donde será colocado.

Factores de la tipografía en rotulación a tener en cuenta

Como comentamos anteriormente el trazo y la forma de la tipografía en rotulación transmite diferentes sensaciones en las personas, por eso, el diseño de la tipografía debe ser la adecuada según el proyecto en el que estemos inmersos. Para ello existe una clasificación de tipografías en la cual podemos guiarnos a la hora de seleccionar la más adecuada. Este punto es muy importante, por eso pensamos que es mejor desarrollarlo en otra entrada, con más profundidad.

En un rótulo un título cuyas letras se peguen materialmente unas a otra generalmente no ofrece buena legibilidad, ya que desde cierta distancia, nos puede complicar su lectura y visualizar formas que no corresponden con el mensaje.

El tamaño de la letras en fundamental para que nuestro rótulo sea visto por personas con visibilidad reducida a una distancia considerable. Por ejemplo para un cartel que se observará a 10 metros, la altura de la letra debe ser , al menos de 2,5 cm, mientras que para una valla publicitaria que deba leerse a 60 metros, la altura de la letra deberá ser al menos de 15 cm.

La distancia entre líneas de textos, denominado en diseño gráfico con el término interlineado, debe favorecer la lectura, un interlineado excesivo supone entorpecer al cliente al pasar de una línea a otra.

Por último debemos elegir un color que genere un contraste con respecto a otro elementos gráficos, para facilitar aún más su legibilidad.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Todos nuestros trabajos cuentan con la Garantía y Calidad de las mejores marcas del sector.